5 consejos para sobrellevar el estrés Parte I

Hoy en día el ritmo de vida que llevamos es frenético, compaginar los estudios, la casa y el trabajo son uno de los principales  motivos que nos generan más estrés a lo largo de la jornada. 

Sufrimos estrés cuando nos enfrentamos a situaciones con las que no estamos a gusto o no sabemos cómo reaccionar ante éstas. Alguno de los síntomas de esta dolencia tan común es la falta de aire, un pulso acelerado o la tensión en músculos como el cuello o la espalda. 

El estrés puede afectar a nuestra salud e incluso empeorar alguna afección que ya tengamos. Por eso es importante saber identificar si estamos sufriendo estrés. 

Podemos pensar que sufrimos estrés si al enfrentarnos al tipo de situaciones antes descritas nos cuesta respirar, la respiración se acelera, la tensión en músculos como el cuello o la espalda aumenta y estamos más irritables. Si la respuesta al estrés dura demasiado tiempo puede perjudicar su salud, como provocar  presión arterial, dolores fuertes de cabeza, diabetes o insomnio. 

En muchas ocasiones no sabemos identificar los signos de estrés y simplemente pensamos que es nerviosismos o agotamiento. Esto hace que en gran parte de las ocasiones recurrimos a remedios poco saludables como:

  • Fumar
  • Dormir poco o mucho
  • Comer en exceso 
  • Beber alcohol y consumir drogas

 

Estas alternativas nos calman momentáneamente, sin embargo, no soluciona nuestro problema de estrés y, como ya hemos dicho antes, son perjudiciales para la salud.

Si crees que puedes estar sufriendo estrés, te recomendamos que sigas estas 5 recomendaciones que te ayudarán a relajarte.

 

1. Marcar objetivos y prioridades

A la hora de realizar tareas, ya sea en la casa, el trabajo o a la hora de estudiar, es importante que te marques un objetivo realista y fácilmente alcanzable. De esta forma podrás finalizar todos los quehaceres que te propongas sin un estrés constante y con la seguridad de que vas a realizar lo que te propongas de la mejor forma. 

En este caso también es recomendable fijar una lista de prioridades dentro de tus tareas por hacer. Comienza por lo más importante, eso que no puedes dejar para otro momento, o bien por las cosas que sabes que te llevarán menos tiempo finalizar. Esto te permitirá poner al día de las tareas más urgentes y borrar de tu lista aquellas cosas que sabes que tardarás 5 minutos en hacer pero siempre estás atrasando. 

Si lo prefieres otro método es ir intercalando actividades más dinámicas con otras que te llevarán algo más de tiempo finalizar, así no dejarás lo más tedioso para el final. 

 

2. Disfruta de tu entorno familiar y amistades

Si ves que estás muy agobiado o estresado y necesitas un “kit kat” una de las mejores opciones es despejarte con tus amigos o tu familia. Coméntales cómo te encuentras, ellos te escucharán y sabrán cómo recargar tus pilas. 

 

3. Cuida tu alimentación

Está demostrado que una alimentación alta en grasas saturadas e hidratos de carbono afecta en nuestro estado de ánimo y nos hace estar más fatigados. Recuerda hidratarte correctamente, incluir frutas y verduras en tu dieta y hacer 5 comidas al día. 

Ten en cuenta que tu cuerpo y cerebro deben estar bien nutridos para que su funcionamiento sea el correcto. Te costará menos estudiar o realizar tus tareas diarias, al mismo tiempo que no sentirás esa necesidad de comer a todas horas generada por el estrés. 

 

4. Practica deporte

Al igual que con el puntop anterior, está demostrado por estudios médicos que la actividad física mejora nuestra capacidad cerebral, estimula nuestro metabolismo y es uno de los mejores remedios para liberar todo el estrés acumulado a lo largo de la jornada. 

Al practicar deporte nuestro cuerpo libera las llamadas endorfinas u hormona de la felicidad, que alivia el dolor e influye en nuestro estado de ánimo haciendo que estemos más felices y de buen humor. 

 

5. Mantén una rutina de sueño

Dormir un mínimo de 8 horas seguidas profundamente, ayuda a nuestro cuerpo a repararse de todas las emociones vividas y actividad realizada a lo largo del día. Tener una rutina de sueño adecuada ayudará a nuestro cuerpo a liberar el estrés acumulado. 

Intenta estar en la cama todos los días a la misma hora, no comer una hora antes de acostarte, que la habitación en la que vas a descansar tenga la temperatura y oscuridad adecuada, no ver programas o leer cosas estresantes o que te inquieten antes de comenzar a descansar.

 

¿Qué te han parecido los métodos propuestos para contrarestar el estrés? Esperamos que los pongas en práctica y te ayuden a mejorar tu calidad de vida. Anímate poner el marcha estos consejos y recuerda que puedes combinarlos con los que te proponemos en la segunda parte de este post https://universitariosenapuros.com/blog/curiosidades/5-consejos-para-sobrellevar-el-estres-parte-ii

 

Post relacionados

Cómo crear una presentación de tu TFG “El superhéroe de las presentaciones”
Aug. 29, 2019, 8:30 a.m.

En este post vamos a explicaros la importancia de realizar una buena presentación y cómo conseguirlo. ¡Sigue leyendo y no pierdas nota!

Leer más
Cómo escribir la introducción de tu TFG Parte II
Aug. 29, 2019, 7:53 a.m.

En la primera parte de este artículo explicamos la importancia de realizar una introducción de calidad en el TFG, TFM o cualquier trabajo que tengáis que realizar. En esta segunda parte vamos a daros las claves para que podáis desarrollar de forma concisa y clara cada uno de los apartados que debe tener una introducción de diez.

Leer más