La situación actual que se está viviendo a causa del coronavirus ha dado lugar a un incremento considerable de las personas que se deciden por iniciar una formación online aprovechando la falta de empleo o la mayor disponibilidad de tiempo libre. Son muchas las ventajas de estudiar online, como vamos a ver en este artículo, aunque también podemos encontrarnos con algunas desventajas —frente a los estudios presenciales—.

En este artículo te vamos a aclarar cuáles son las ventajas y desventajas de estudiar online para que, si estás pensando en comenzar con una formación en línea, puedas tomar una decisión acertada.

Ventajas de estudiar online

Ventajas de estudiar online

Como mencionábamos, el concepto e-learning ha crecido considerablemente en los últimos años —al menos un 900% desde su aparición—. La educación virtual está de moda en el mundo y cada vez hay más centros especializados en ofertar este tipo de estudios, como son las universidades a distancia o las academias con postgrados y másteres especializados. Debes tener en cuenta que estudiar online es una práctica muy diferente a la de estudiar de manera presencial —cada una tiene sus ventajas e inconvenientes— por eso, a continuación, te explicamos cuáles son las ventajas de estudiar online.

Más segura

A día de hoy, debido a las consecuencias del coronavirus, estudiar online es la opción más segura para los estudiantes, ya que realizarán las clases, los ejercicios y los exámenes de manera telepresencial. Ello evitará la exposición a situaciones delicadas, por ejemplo, durante el trasporte o en el momento de realizar las clases.

Flexibilidad horaria

Sin lugar a dudas, esta es la mayor de las ventajas de estudiar online —aunque no la única—. La flexibilidad horaria es uno de los puntos más destacados por los cuales las personas deciden optar por una de estas formaciones. Y es que estudiar online te ofrece la posibilidad de combinar los estudios con otras cosas, como el trabajo, otra formación o para tener más tiempo libre para ti mismo/a.

Más económico

Por lo general, la oferta formativa online es más económica, además ahorrarás en los gatos de desplazamientos o al tener que mudarte a otra ciudad —con lo que ello supone, como los gastos de alquiler y de suministros, alimentación, desplazamientos hasta el centro…—.

Amplia oferta

Otra de las ventajas es la amplia oferta formativa. Como se trata de una formación online que puede realizarse desde casa, cualquier persona puede optar a ella y, por tanto, puede elegir entre un amplio abanico de opciones sin estar limitado por las cuestiones de movilidad a otra ciudad.

Opción ideal si no vives en grandes ciudades

Por lo general, las principales universidades suelen estar ubicadas en las grandes ciudades o capitales de provincia. Es por ello que, si vives en un pueblo —o alejado de una ciudad—, estudiar online te será muy práctico, ya que no tendrás que complicarte con el transporte o con las mudanzas. Se trata de una de las ventajas de estudiar online más destacadas.

Tú marcas tu ritmo

Además de todo lo mencionado, existe una mayor flexibilidad a la hora de presentar los trabajos o para presentarte a los exámenes. Ello te permite marcar tu propio ritmo con unos parámetros y límites mucho más amplios. Ahora bien, esto requiere de una mayor implicación por parte del alumno.

Reputación de los centros formativos

Algunos cursos y formaciones cuentan con una elevada reputación online. De hecho, pueden realizarse estudios y formaciones de otros países que se adaptan perfectamente a lo que estamos buscando y que cuentan con gran prestigio y fama a nivel internacional.

Menos tiempos de espera

En la formación online es más fácil corregir los exámenes y los trabajos, razón por la cual los estudiantes no tienen que esperar tanto tiempo para conocer sus calificaciones.

Calidad docente

La calidad de las clases y de los docentes es la misma que en las aulas físicas. Cada universidad y centro garantiza su calidad con programas de evaluación al docente y otras medidas para proporcionar una formación y una mejora continua de sus profesores, así como de los alumnos y de la reputación del centro.

Contacto en tiempo real

El trato es mucho más personalizado que en la formación física. Al estudiar online podrás contactar directamente con docentes y compañeros mediante diferentes vías, como los chats, teléfono, email o videollamadas.

Desventajas de estudiar online

Desventajas de estudiar online

Como explicábamos en referente a la formación en línea existen una gran cantidad de ventajas y desventajas de estudiar online. A continuación, te explicamos cuáles son las principales desventajas y algunos consejos para estudiar online que debes tener en cuenta para que los resultados sean los esperados.

Disciplina y constancia

Una de las desventajas principales con respecto a la formación presencial es que la modalidad online requiere de mayor disciplina y constancia por parte de los alumnos. Es por ello que debes aprender a organizarte y a planificar el tiempo. Como consejos para estudiar online, lo más recomendado es que establezcas un mínimo de días y tiempo para estudiar a la semana y que este esté lo más definido posible. Así mismo, trata de crear un ambiente en el cual puedas estudiar sin distracciones, desconectando del teléfono móvil y aislándote del resto de personas que convivan en la vivienda durante el tiempo de estudio.

Tú pones el equipo

Aunque hoy en día resulta prácticamente inevitable tener que comprar un equipo informático para poder estudiar, lo cierto es que con la modalidad de estudios online será más que obvio que lo necesitarás. En las universidades físicas podemos encontrar salas de estudio o de informática en las cuales realizar nuestras tareas, incluso bibliotecas. Sin embargo, en la modalidad online las opciones son más limitadas.

Necesidad de una buena conexión a Internet

Por supuesto, necesitarás hacerte con una buena conexión a internet para poder presenciar las clases telemáticamente sin complicaciones —en caso de que el programa formativo cuente con webinars—.

Gastos de luz y mantenimiento

Tendrá que afrontar los gastos de luz y de mantenimiento —como la reposición de alguna pieza del equipo, en caso de que se estropee—. De igual manera, la cuantía se compensa si se compara con los gastos de desplazamiento a otra ciudad.

Estudias solo

Puede ser una desventaja o una ventaja, dependiendo de la personalidad de cada uno. Si tomamos esta premisa como desventaja debemos tener en cuenta que no dispondremos del mismo contacto con alumnos y profesores que en una clase presencial, aunque sí podremos hablar con ellos mediante chat u otras vías de contacto.

Algunas ofertas de poca calidad

Internet es un pozo sin fondo y en él podemos encontrar ofertas formativas realmente atractivas y homologadas con los certificados oficiales que buscamos obtener y otras que se venden como “lo más” pero, a la hora de la verdad no nos resultarán tan útiles como esperábamos. Siguiendo con los consejos para estudiar online, te recomendamos que te fijes bien antes de tomar ninguna decisión y que valores las reseñas y comentarios que han dejado previamente los antiguos alumnos. Así mismo, los centros más fiables y con mejor reputación te ofrecerán más vías de contacto para preguntar tus dudas. Esto es una buena señal para tomar la decisión.

No todos los campos ofrecen formación online

Aunque cada vez hay más opciones disponibles, hay carreras o estudios que requieren imprescindiblemente la realización de prácticas al mismo tiempo que se estudia, como es el caso de medicina. Es por ello que podemos encontrar campos de estudios con poca oferta o programas de muy baja calidad.

Prácticas más complejas

Esta es la principal desventaja de la formación online. Por un lado, porque los centros carecen de los recursos necesarios para poder ofertarlas y, por otro, porque carecen de espacio suficiente para poder juntar a todos los alumnos.

Algunos exámenes son presenciales

Algunas ofertas formativas online son semipresenciales, lo que quiere decir que los alumnos tendrán que realizar los exámenes online. Lo cual, puede resultar complejo para quienes tienen que abandonar su puesto de trabajo o realizar un desplazamiento de gran distancia para poder acudir hasta las instalaciones centrales.

Dolores de cabeza por la pantalla

Muchos de los alumnos suelen sufrir dolores de cabeza por la exposición constante al monitor durante horas. Y es que, a diferencia de las clases presenciales, estas se realizarán a través de la pantalla. A ello se suma la realización de las tareas posteriormente, lo cual aumenta las horas de exposición a la luz del monitor.

Cómo estudiar una carrera online

Como estudiar una carrera online

Acabamos de ver cuáles son las ventajas y desventajas de estudiar online por ello, si estás pensando en cómo estudiar una carrera online, te recomendamos que las tengas muy en cuenta. Cómo estudiar una carrera online es muy sencillo. Lo único que necesitas es lo siguiente:

  • Contar con las herramientas de trabajo.
  • Abrir un perfil en las plataformas de comunicación que utilice el centro.
  • Planificar el calendario acorde a los horarios lectivos.
  • Establecer una rutina.
  • Elegir el centro formativo de tu interés.