Cómo relajarse tras una jornada de estudio

En Universitarios en Apuros ya os hemos hablado otras veces de lo importante que es encontrar momentos para nosotros mismos, desconectar y saber relajarnos tras una sesión de estudio. 

 

Algunas veces sacar tiempo para reflexionar o despejarnos no es fácil. Si este no es tu caso y el tiempo no es el problema pero no eres capaz de dejar descansar a tu cuerpo y tu mente sigue leyendo.

Hoy vamos a explicarte cómo puedes conseguir mantenerte en armonía y liberarte del estrés de varias formas y con distintas actividades, te prometemos que el más largo durará 10 minutos. 

 

MEDITAR

Cuando pensamos en meditar es muy frecuente pensar en un señor calvo que parece que está dormido y relajado con las piernas cruzadas en el suelo capaz de estar así durante horas. ¡ERROR! 

Hay muchos tipos de meditación, para principiantes o para expertos y con una duración que puede variar desde los 5 minutos hasta varias horas. 

Para comenzar será suficiente dedicar 5 minutos a esta actividad. Puedes practicar de camino a casa en el autobús, en un rincón tranquilo de tu casa o en algún espacio al aire libre como un parque con árboles o la playa. Céntrate en tu respiración, cuenta hasta 5 mientras inspiras lentamente por la nariz y expira lentamente por la boca durante otros 5 segundos.

Existen app geniales que puedes descargarte en el móvil para ayudarte, algunas de ellas son Petit Bambou o Head Space. También puedes encontrar vídeos en Youtube que te ayudarán como los del canal Easy Zen

 

UN BUEN CHOCOLATE 

Si habéis leído bien pero no vale cualquier chocolate debe ser negro o lo más puro posible.  

Hay estudios científicos que indica este alimento ayuda a regular los niveles de cortisol, conocida también como hormona del estrés, por lo que si cuando nos encontramos en un estado de gran estrés o ansiedad tomamos una pastillita de chocolate negro nos ayudará a controlar nuestro estado y calmarnos más rápidamente. 

¡Recuerda que con un trozo pequeño es suficiente, no hace falta toda la tableta!

 

PENSAMIENTOS POSITIVOS

Tener una actitud positiva siempre viene bien pero en este caso está demostrado que cuando estamos estresados sentarnos en un lugar tranquilo y centrarnos en algún pensamiento positivo, cómo los objetivos cumplidos  una frase que nos haga sentir bien, algún momento especial para nosotros..., nos ayuda a producir endorfinas y por lo tanto a sentirnos bien. 

Otro método de fomentar el positivismo es escribir frases de este estilo en tus libretas, apuntes, agenda, tablón de estudio o incluso un espejo. Seguro que de esta forma te descubres sonriendo en más de un momento al día sin esperarlo. 

 

DISFRUTA DE UN BAÑO CALIENTE

Esta práctica era  muy popular en culturas como la romana y lo sigue siendo en la japonesa. Al finalizar el día hay una gran cultura de ir a los baños termales no sólo para socializar si no para relajarse. Nosotros os proponemos que disfrutéis de un baño o en su defecto de una ducha caliente en vuestras casa

Para conseguir un ambiente de calma puedes encender velas aromáticas, apagar la luz y poner la música que te ayude a relajarte más. 

También puedes poner unas gotas de algún aceite esencial en la bañera o en el plato de ducha, al emulsionar con el agua caliente el vapor de agua tendrá un aroma especial que te ayudará a relajarte y te dejarán la piel super suave. Te recomendamos el aceite de menta, que te ayudará con el dolor de cabeza o el de lavanda que es muy relajante. 

Otra opción son las bomba o los gel de baño con aromas, hacen prácticamente la misma función que los aceites pero con el añadido de que suele ser bastante más divertido utilizarlos. 

 

VIVE BAILANDO

Seguro que pensáis que nos hemos vuelto locos… pues ¡no!. En alguna ocasión os hemos explicado lo importante que es la actividad física para liberar el estrés. 

En el día a día no es fácil encontrar momentos de ocio o simplemente si tenemos 2 horas libres muchas veces preferimos irnos de tapas con los amigos que meternos a sudar en unn gimnasio. 

Bailar es uno de las actividades más completas, no solo nos movemos, saltamos o damos vueltas como locos, también socializamos, consigue dejar nuestra mente en blanco o que saquemos nuestra parte más divertida. Si te da vergüenza bailar en público o no tienes mucho tiempo basta con ponerte 5 minutos al día tu canción favorita en tu dormitorio, salón o la ducha y darlo todo. 

Pruébalo una vez y cuéntanos si te has enganchado a esa sensación de libertad al cantar tu canción favorita a pleno pulmón, saltar o interpretar el mejor solo de batería de la historia. 

 

Seguro que mientras leías este post se te ha ocurrido algún método más para decirle adiós al estrés, estamos deseando que lo compartas con nosotros en los comentarios o que nos cuentes si has probado alguno de estos trucos y cómo te han funcionado. 

Post relacionados

Las apps que todo estudiante necesita. Parte 2
Nov. 28, 2019, 10:02 a.m.

Aumenta tu productividad, consigue una mayor calidad en la información que consumes y mejora la coordinación de tu equipo de trabajo o estudio. Estas Apps te ayudan a conseguir todo esto y más…

Leer más
Cómo relajarse tras una jornada de estudio
Nov. 19, 2019, 6:48 a.m.

En #UniversitariosenApuros te explicamos cómo puedes conseguir mantenerte en armonía y liberarte del estrés con varios ejercicios, te prometemos que el más largo durará 10 minutos.

Leer más