¿Sabías que al menos un 35% de los estudiantes han recurrido alguna vez al plagio de trabajos? Se trata de una práctica cada vez más extendida debido a la facilidad de acceso a otros proyectos a través de Internet y que representa un serio problema para muchos docentes pero, sobre todo, para los alumnos —los cuales se exponen a incurrir en faltas graves que pueden resultar muy caras—.

Según un estudio realizado por varios docentes de la Universidad de Murcia y de la Universidad Católica San Antonio titulado como Estimación de la frecuencia de copia entre estudiantes usando una lista aleatoria al menos un 35% de los alumnos ha copiado alguna vez en sus tareas y trabajos universitarios. El plagio es una de las faltas más graves que existen en el mundo estudiantil. Este puede repercutir de varias maneras en la comunidad de estudiantes, con consecuencias como la anulación del trabajo en cuestión, incurrir en acciones legales —como multas y penalizaciones— e, incluso, la expulsión del propio centro educativo —siendo, en algunos casos, una expulsión permanente—.

Y es que, hoy en día el plagio puede ser detectado muy fácilmente debido a la existencia de los programas antiplagio, herramientas que sirven para combatir estas faltas a la integridad académica de manera efectiva ayudando a los profesores a detectarlas. En este artículo te explicamos todo lo que necesitas saber sobre los programas antiplagio y cómo funcionan.

¿Qué son los programas antiplaglio?

Los programas antiplagio son herramientas que tienen la función de detectar el plagio en los trabajos estudiantiles analizando completas bases de datos de trabajos universitarios —y de todo tipo— y comparándolos con el proyecto que presenta el estudiante. Estas herramientas tienen como fin defender la integridad, fomentar el pensamiento original y ayudar a los docentes a simplificar las evaluaciones. Las mismas suelen definirse como herramientas que defienden la honestidad, la consistencia y la imparcialidad en todas las áreas de la educación y de la investigación académica. Su misión es asegurar la integridad de la educación global, así como mejorar los resultados del aprendizaje de manera significativa.

Los programas antiplagio cumplen con las siguientes características:

  • Promover la integridad académica: Este conjunto de herramientas para docentes tiene como fin garantizar que los estudiantes lleven a cabo trabajos originales, combatiendo de manera efectiva todos los intentos de plagio.
  • Potenciar las evaluaciones: Otra de las funciones de los programas antiplagio es la de proporcionar a los docentes herramientas que agilicen los procesos de calificación, permitiendo así que los docentes tengan más tiempo para poder planificar sus clases y temarios.
  • Fomentar el pensamiento original: Se trata del valor principal de los programas antiplagio, los cuales tienen como fin fomentar el pensamiento original entre los estudiantes, ayudándoles a desarrollar habilidades de pensamiento original y evitar que recurran a las técnicas de plagio —tanto en un simple copia y pega, como en una alteración del texto original—.

Ahora bien ¿Cómo funciona los programas antiplagio? ¿cuál es exactamente el funcionamiento de estas herramientas?

¿Cómo funcionan los programas antiplagio?

Como funcionan los programas antiplagio

Los programas antiplagio, o programas de detección de plagios, detectan la copia parcial o total de una obra, ya sea de trabajos sencillos, así como de trabajos finales o tesis doctorales. Se considera que una obra ha sido plagiada cuando contiene un alto porcentaje de coincidencia con obras ajenas —indistintamente de que la coincidencia sea literal o sea semántica—.

Los programas antiplagio trabajan realizando una potente labor informática comparando el trabajo presentado por el estudiante con una completa base de datos a nivel mundial. Estos programas funcionan con un crawler —base de datos online—. Las bases de datos a partir de las cuales se comparan los trabajos contienen distintas fuentes, como documentos de otros participantes de dicha plataforma, artículos académicos que ya han sido publicados, bases de datos de otras editoriales o información procedente de millones de webs.

Una vez que los programas de detección de plagios comparan el trabajo en cuestión con la base de datos emiten un documento en el cual se muestra el porcentaje de plagio que existen en el trabajo. El límite para aprobar o suspender un trabajo puede variar dependiendo de cada centro universitario. Hay algunos que establecen el máximo en un 25%, sin embargo, hay expertos que afirman que una obra puede considerarse plagio si, por ejemplo, el 7% de este pertenece a elementos esenciales como las conclusiones de un TFG o de un TFM, así como de cualquier otro tipo de trabajo. Por lo general, en los centros educativos suelen haber un consenso hasta el 13%, considerado este como dentro de lo normal —por ejemplo, con frases mal citadas—.

Un programa antiplagio, además de informar del porcentaje total de plagio, presenta también un sombreado con las partes que no son propias del documento, así como los links en los cuales puede consultarse la fuente original que ha sido plagiada. Algunas de las herramientas más sofisticadas informan, así mismo, de la gravedad del plagio —es decir, si se trata de copias literales, si se ha parafraseado o si no se ha citado adecuadamente—.

¿Cómo trabajamos en Universitarios en Apuros?

En UniversitariosEnApuros nos encargamos de realizar trabajos originales de apoyo a los estudiantes. Te ayudamos a alcanzar tus metas con éxito y nos comprometemos a realizar los trabajos con la mayor calidad posible y excelencia —porque somos conscientes de que no siempre se tiene la posibilidad de presentar los trabajos a tiempo—. Nos preocupamos por el futuro de los estudiantes, por ello realizamos trabajos personalizados y libres de plagio.

Hacemos uso de los principales programas antiplagio para comprobar que el trabajo esté impecable, garantizando a los estudiantes la originalidad de los mismos. Los trabajos que realizamos son tutorizados por profesores expertos con el más absoluto compromiso de presentarlos a tiempo y en las fechas acordadas.

Además, hacemos los trabajos universitarios de fin de grado y fin de máster de manera absolutamente confidencial. Lo único que te pediremos es una dirección de correo electrónico en la cual te enviaremos el trabajo una vez que este esté finalizado de acuerdo a las fechas acordadas.