Los objetivos de un TFG son fundamentales en nuestro trabajo final, sobre todo para demostrar la importancia que puede tener tu escrito al lector que vaya a leerlo. Y es que mediante los objetivos TFG indicas qué es lo que pretendes conseguir con tu trabajo. Puede que luego se cumplan o puede que no, e incluso puede que obtengas unos resultados totalmente inesperados a lo que esperabas. Sin embargo, los objetivos del TFG servirán para indicar desde un principio qué es lo que se pretende conseguir —por tanto, están relacionados con la relevancia de tu trabajo—.

En este artículo te explicamos todo lo que necesitas saber sobre objetivos TFG y cómo hacer los objetivos de un TFG. Sigue leyendo para más información.

Objetivos TFG: ¿Qué son?

Cuando hablamos de los objetivos de un TFG nos referimos a lo que cada estudiante aspira conseguir con su proyecto o investigación. Los objetivos TFG son el planteamiento —o enfoque que va a tener todo el trabajo hasta dar con los resultados—. Debes pensar, por tanto, en el propósito que tienes y en los conocimientos que deseas proporcionar, así como las aplicaciones reales que pueda tener tu proyecto si consigues demostrar lo que estás persiguiendo. Por lo tanto, al redactar objetivos TFG tendrás que exponer la finalidad de tu trabajo. Es el primero de los textos del trabajo que debemos escribir en un TFG.

Los objetivos TFG pueden ser de dos tipos. Estos son:

  • Objetivos generales: Los objetivos generales de tu trabajo o investigación se corresponden directamente con la finalidad concreta y general de tu trabajo. Estos objetivos se abarcan desde un plano más integral.
  • Objetivos específicos: Sirven para identificar de manera clara qué áreas se van a considerar. Estos surgen directamente de los objetivos generales y en ellos se expresan cuáles son los conceptos, dimensiones o variables que serán objeto de estudio.

Cómo hacer los objetivos de un TFG

Los objetivos de un TFG deben ser realistas. Unos objetivos pretenciosos darán una mala imagen del autor y demostrarán que el trabajo final realizado no es relevante y, posiblemente, sea una pérdida de tiempo leerlo. Al redactar objetivos TFG hay que asegurarse que estos se ajustan a los medios que tenemos disponibles y pensar siempre en el lector, a quien deberemos convencer de que nuestro trabajo está bien fundamentado y merece la pena ser leído. Como indicábamos en el apartado anterior, los objetivos de un TFG tienen que ver con lo que pretendemos lograr o alcanzar, por tanto, su redacción se realizará antes de iniciar el trabajo.

Cómo redactar objetivos TFG, lo que debes saber

Para responder a cómo escribir los objetivos de un TFG o cómo hacer los objetivos de un TFG hay una serie de cuestiones o características que es importante que tengas en cuenta. Fíjate en lo siguiente:

  • Plantea la meta de conocimiento que se quiere alcanzar: Piensa en la problemática e indica qué es lo que quieres alcanzar. Por ejemplo, “Analizar cómo ha afectado la pandemia al sector turístico de la región”.
  • Plantea los resultados que quieres obtener: Al redactar tus objetivos debes plantear brevemente cuáles son los resultados que esperas conseguir.
  • No confundir objetivos con el motivo del TFG: El motivo del TFG de la selección del tema se indica en la introducción del proyecto —la cual es recomendable hacerla al finalizar el TFG—. Una cosa es responder a “Por qué he elegido el tema” y otra “Qué espero conseguir con esta elección”. La diferencia es muy sutil, pero muy significativa.
  • El uso de verbos objetivo TFG: Los objetivos siempre deben comenzar con un verbo infinitivo. Por ejemplo: Estudiar la relevancia de los teléfonos móviles para gestionar el dinero.
  • No hagas juicios de valor: Al responder a cómo redactar objetivos TFG, debes tener en cuenta que estos se enfocan para un público general, por tanto, no se deben emitir juicios de valor personales.
  • La limitación y alcance de tu investigación: Al redactar objetivos TFG asegúrate de precisar los límites y alcances de tu investigación para que el lector sepa si va a encontrar una respuesta a sus preguntas desde el principio.
  • Se específico/a: Evita las generalidades y temas que no puedes abordar y ajusta los objetivos a tus medios y posibilidades. Trata de ser concreto con ellos, tanto si son generales como específicos. Busca un tema relevante y no peques de pretencioso/a.

Cómo poner los objetivos en un TFG: formato y estructura

Hemos explicado cómo escribir los objetivos de un TFG, veamos ahora cuál es su estructura y formato. Y es que, tan importante como es redactar objetivos TFG, lo es también su formato y estructura, por eso a continuación te explicamos cómo poner los objetivos en un TFG.

  • Realiza una investigación previa: Para documentarte sobre la problemática que quieres abordar y para que no tengas problema a la hora de llevar a cabo tu proyecto, realiza primero una investigación. Esto te permitirá saber lo que se ha estudiado hasta el momento, detectar de dónde puedes obtener información y encontrar información importante para plantear unos objetivos interesantes y relevantes.
  • Orden de los objetivos: Primero el general y después los específicos
  • La extensión: No existe un límite de palabras o extensión específica para los objetivos, ahora bien, nosotros te recomendamos que estos no pasen de las 2 o 3 líneas.
  • Numeración de los objetivos: Los objetivos pueden ir numerados o tabulados con viñetas. Los manuales para elaborar TFG de cada universidad suelen especificar este punto.

Verbos para objetivos TFG

Como indicábamos más arriba al responder a cómo redactar los objetivos de un TFG, estos siempre deben comenzar por el infinitivo. Este formato universal resulta de gran utilidad para facilitar su comprensión y detectarlos rápidamente. A continuación, te indicamos varios ejemplos de verbos para objetivos TFG: Analizar, revisar, indagar, comprender, comparar, inspeccionar, detectar, demostrar, confirmar, recopilar, documentar, diagnosticar, evaluar, examinar, exponer, mostrar, reconstruir, presentar y estudiar.